04/06/2019

Museo del Sonido

Fecha: 2019-06-01 10:00 - 2019-12-31 18:00
Ubicación: Museo del Sonido
COMPARTIR
FacebookTwitterWhatsApp
Desde el gramófono hasta Spotify. Esa es la historia que puedes ir a conocer en el recién inaugurado Museo del Sonido, del barrio Yungay.

Una casona de 1922 en la esquina de Huérfanos con Esperanza alberga al primer Museo del Sonido.

Esa fue la casa de la familia Préndez, la misma que a través de la Fundación Mariana Préndez de Casanueva impulsó la creación de este museo en el corazón del barrio Yungay.

Fue una idea que se les ocurrió tras encontrarse con la colección de Arturo Gana, un chileno que atesoraba valiosos fonógrafos y gramófonos, también conocidas como vitrolas.

Esos aparatos cargados de historia son uno de los ganchos de este museo, que es el primero en Chile dedicado a la historia del registro y la reproducción musical.

Si te gusta todo lo relacionado con la música y el sonido, anda a conocerlo, que desde el 29 de marzo ya tiene abiertas sus puertas al público.

Lo puedes recorrer de martes a domingo pagando la entrada de $ 1.500, aunque en las tardes entras gratis, desde las 2 PM.

Del gramófono a Spotify

Lo primero que te gustará del Museo del Sonido es la casona donde se ubica, amplia y de estilo ecléctico, y con la impronta de las grandes construcciones del barrio.

Tiene una restauración reciente, a cargo de la arquitecta Carolina Vergara, quien respetó la arquitectura original, al reforzar la estructura y restaurar los ornamentos.

Aunque el museo es pequeño, puedes pasar fácilmente una hora viendo los detalles de los gramófonos o de las fotografías, ilustraciones y videos que se muestran ahí.

El corazón de la muestra permanente es la vitrina con la colección de gramófonos que dio origen al museo.

Hay más de una veintena estos aparatos, que para los millenials -acostumbrados a escuchar canciones en el celular- les deben parecer de otro planeta.

Verás algunos bien antiguos, como un fonógrafo de la compañía Pathe, fabricado en Francia en 1905.

Uno de los más llamativos es uno argentino de 1915, que tiene la gracia de tener la bocina con dibujos pintados a mano.

También se exhiben otros gramófonos particulares, como uno de lata que es de juguete, y otro en miniatura, además de discos de acetato y viejos vinilos chilenos.

Todas estas reliquias se acompañan con textos, sobre la historia y evolución de estos medios de reproducción y de los soportes de la música, que fueron escritos por dos expertos, la periodista Marisol García y el musicólogo Juan Pablo Gónzález.

El desarrollo del museo, en tanto, estuvo a cargo de la Corporación Patrimonio Cultural de Chile.

Más que vitrolas

No te extrañes si mientras recorres la muestras escuchas unos sonidos gastados, que son grabaciones de discos reproducidos en estos aparatos retro.

Eso también es parte de lado interactivo del Museo del Sonido, que lo tiene.

En uno de los muros, por ejemplo, hay un especie de bocina de gramófono que adentro tienen pantallas que muestran publicidad de diferentes reproductores de música, como el Walkman de Sony, el iPad o Spotify.

También hay una sala central con bancas, en las que te puedes sentar a revisar unas pantallas touch en la que puedes ir revisando los hitos de la reproducción musical.

Por último te encontrarás una sala audiovisual, en la que puedes sentarte a ver material como una entrevista a Gastón Soublette, el reconocido musicólogo chileno.

La Museo del Sonido también tiene una tienda, donde puedes vitrinear vinilos, libros sobre música, regalos melómanos y souvenirs del museo.

También  un café, ideal para cerrar la visita por este nuevo imperdible del barrio Yungay.

Atento a las actividades que se realizarán ahí, que incluyen charlas, talleres y recorridos.

Más Info: www.museodelsonido.cl/

← Volver

También te puede interesar: